domingo, 16 de septiembre de 2012

Tailoring oxygen management strategies to winemaking styles. How much oxygen do we need?



Maurizio Ugliano, Jean-Baptiste Dieval, Stéphane Vidal
Nomacorc Oxygen Management Research Center
Domaine de Donadille, Rhodilan, France
m.ugliano@nomacorc.be


Many key sensory attributes of wines – including color, aroma, and mouthfeel – are affected by the degree of exposure of wine to oxygen. In the modern wine industry, it is largely accepted that inaccurate management of oxygen during winemaking can result in significant loss of quality. On one hand, too much oxygen is associated with the development of unwanted oxidised characters. On the other hand, too little oxygen can be responsible for so called “reductive” faults, characterized by poor expression of pleasant fruity aromas and, in the most obvious cases, aromas of rotten egg, sewage, or struck flint  MORE HERE in Oxygen and Wine Dossier published in ACE

Diseño de estrategias de gestión de oxígeno para distintos estilos de vinificación. ¿Cuánto oxígeno se necesita?

Maurizio Ugliano, Jean-Baptiste Dieval, Stéphane Vidal
Nomacorc Oxygen Management Research Center
Domaine de Donadille, Rhodilan, Francia
m.ugliano@nomacorc.be


A esta interesantísima pregunta nos responde el equipo del Centro de Investigación de la gestión del oxígeno de Nomacorc. El artículo esta escrito para el dossier de Oxígeno y Vino de la revista ACE.

Varios de los importantes atributos sensoriales de los vinos  entre ellos el color, el aroma y la sensación en boca se ven afectados por el grado de exposición del vino al oxígeno. En la moderna industria enológica está ampliamente aceptado que una gestión deficiente del oxígeno durante la vinificación puede dar lugar a una significativa pérdida de calidad. Demasiado oxígeno se asocia con el desarrollo de caracteres oxidados no deseados, y demasiado poco puede dar lugar a defectos “de reducción”, caracterizados por una pobre expresión de los aromas frutales deseados y, en los casos más extremos, la aparición de aromas a huevo podrido, cloaca o a pederna. PODEIS LEER EL RESTO AQUÍ